jueves, 6 de junio de 2019


Blog 301. Memorizar educar planificar. Cosmologizar humanizar trinitarizar,
1 Tes, 4-9-12. Ef 4, 13, 1 Cor 4, 9

    01. Acerca del amor fraterno, φιλαδελφίας no es necesario que les escriba, ya que ustedes son teodidactas, θεοδίδακτοί, enseñados por Dios mismo en amarse los unos a los otros. Vivan en quietud, ἡσυχάζειν cumpliendo cada uno con sus obligaciones y trabajando con sus manos. Blog 108. La transmisión de la fe inseparable de la educación del hombre Docibilidad responsabilidad memoria, educación formación transfiguración. Nunca le he temido a un ejército de leones, conducido por un cordero. En cambio, le temo mucho a un ejército de corderos, conducido por un león. Alejandro Magno Muchos judíos y cristianos consideran a los fariseos posibles sucesores de los Hasidim, santos o devotos del tiempo de los Macabeos, aC 164-63 y precursores del judaísmo rabínico, la enseñanza en las Sinagogas universaliza y reemplaza al Templo. Por lo tanto, aun cuando los cristianos utilicemos el término fariseo para denunciar malos contextos eclesiales, no hacemos más que reforzar el prejuicio respecto a los judíos, lo que no está bien. Varios fariseos son personajes de la Nueva Alianza, Nicodemo, Gamaliel, Saulo.
    Jesús es El Rabí, El Único Maestro. Él Luz del cosmos, Luz de la Vida, y Luz de la Nueva Jerusalén, encierra tanto del saber creado de la razón, como del sobrenatural de la fe, y de la Gloria Gnosis Agápica Visión. Él es el Pléroma de la Menoráh. מנורה De los Siete Días de la creación. Gen 1-2, 4 De los Siete dones del Espíritu. Is 11, 1-2. Y de la Luz que ilumina a las Siete estrellas y a los Siete candelabros. Ap 1, 12-20 y 21, 23 Su enseñanza reveladora y la educación de los discípulos se harán esenciales al cristianismo. Jn 20, 16 los necios desprecian la sabiduría y la paidéia. Σοφίαν δὲ καὶ παιδείαν. Prov 1, 7 La Ley fue nuestro Pedagogo hacia Cristo, para que fuéramos justificados por la fe. Llegada la fe no estamos bajo el pedagogo. Ὁ νόμος παιδαγωγὸς ἡμῶν γέγονεν εἰς Χριστόν, ἵνα ἐκ πίστεως δικαιωθῶμεν· ἐλθούσης δὲ τῆς πίστεως οὐκέτι ὑπὸ παιδαγωγόν ἐσμεν. Gal 3, 24-25 Va unida a la Auctoritas, augere. Πᾶσα ἐξουσία, desde la Vida desarrolla más vida, Mt 28, 18 de la Sabiduría que corrige con tacto dulzura y propositividad para hacer crecer a la persona en interrelación. Si tienen que aguantar es para su corrección, porque Dios los trata como a hijos. Εἰς παιδείαν ὑπομένετε, ὡς υἱοῖς ὑμῖν προσφέρεται ὁ θεός. Heb 12, 7 ῥαββί, οἴδαμεν ὅτι ἀπὸ θεοῦ ἐλήλυθας διδάσκαλος. Jn 3, 2 Ὑμεῖς δὲ μὴ κληθῆτε ῥαββί, εἷς γάρ ἐστιν ὑμῶν ὁ διδάσκαλος, πάντες δὲ ὑμεῖς ἀδελφοί ἐστε. Καὶ πατέρα μὴ καλέσητε ὑμῶν ἐπὶ τῆς γῆς, εἷς γάρ ἐστιν ὑμῶν ὁ πατὴρ ὁ οὐράνιος. Μηδὲ κληθῆτε καθηγηταί, ὅτι καθηγητὴς ὑμῶν ἐστιν εἷς ὁ Χριστός. Mt 23, 8-10 Que sean las Tres Personas nuestros Maestros Íntimos, más Íntimos que nuestra intimidad. Is 54, 13 y Jn 16, 12-15 En la Nueva Alianza todos somos enseñados por Dios. Jer 31, 31-34. Jn 6, 45. 1 Jn 2, 24-27 
    La Escuela o Didaskálion de Alejandría pondrá cimientos que influyen hasta hoy con sus Padres de la Iglesia prenicenos. Panteno, Clemente de Alejandría, Orígenes, Demetrio, Heraclas, Dionisio y Pedro. Y los postnicenos Atanasio, Dídimo el ciego, y Cirilo. San Clemente, 150-217 escribe su Trilogía, tal vez la primera del cristianismo. El Protréptico o Jesús Exhortador para los griegos no cristianos. El Pedagogo, o Jesús para disciplinar, comunicarles la Sabiduría de aprender a vivir,  a los recién convertidos. Y Strómata o Jesús Didáskalos que con Tapices de Retazos, donde tratando de las más diversas cuestiones va profundizando su enseñanza. Distingue entre pedagogía, disciplina vital o formación virtuosa, y educación con diferentes materias que distintos maestros enseñan. No del todo, la Trilogía es parecida a Kerigma, y Teodicea Catequesis y Mistagogía. De ahí la importancia de hacerse como niños para poder entrar en la pedagogía del Reino. Mt 18, 1-5. 1 Cor 4, 20 Resulta claro que la pedagogía es, según se desprende de su mismo nombre, la educación de los niños. Pero queda por considerar quienes son estos niños a los que, de manera alegórica, se refiere la Escritura, y luego asignarles un pedagogo. Estos niños somos nosotros, y nuestro Pedagogo se llama Jesús, el Buen Pastor. El Pedagogo, 12, 1-52, 3. 53, 1-61, 3. J. Cunha, La Ética de Jesús, Sígueme, Salamanca, 2018, 124 p.

    El Memorizar tiene que ver con el Cosmologizar y el Legislar. El Educar con el Humanizar y el Sapienciar. El Planificar con el Trinitarizar, ya que todo es desde en y hacia el Único Dios Trino. Debemos pues considerar con gran atención, la importancia enorme de la educación en la vida de todos los seres humanos. Y su influjo en el desarrollo social económico y político de las naciones. Pensemos en las locuras de terroristas, sicarios y crimen organizado en sus más diferentes formas. Trata de migrantes, drogas, hackers, élites de poderes políticos financieros, corporaciones comerciales transnacionales, y lavado de dinero. Obvio que la fuerza legítima de los Estados es necesaria para hacer frente a estos males. Pero es la sana educación, y la formación permanente que plasma conciencias rectas y veraces, da las normas morales y la vivencia virtuosa, que están en todas las culturas y religiones serias, la que podrá iniciar el cambio a largo plazo. CEC, 1783-1789 Implica acogida amistosa, diálogo empático, crecimiento emotivo e intelectual creativo, límites sanadores, vida ética y legal, integración social, Internet y realidad del prójimo que tengo a mi lado, sexualidad e intimidad, cuidado ecológico del jardín y del Planeta.
    Los católicos tenemos derechos y obligaciones, con la educación cristiana. Educación que no persigue sólo la madurez de toda mujer y varón, en sus cuerpos esponsales, sino que busca que los bautizados al pedir a la Iglesia la fe que da la Vida Eterna, lleguemos todos juntos a configurarnos con el Judío Crucificado Resucitado, Rostro humano de la Trinidad y Rostro Trinitario  de la mujer y el varón. Llegar a la unidad de la fe, al superconocimiento del Hijo de Dios, al estado del hombre perfecto, a la madurez de la plenitud de Cristo. Οἱ πάντες εἰς τὴν ἑνότητα τῆς πίστεως καὶ τῆς ἐπιγνώσεως τοῦ υἱοῦ τοῦ θεοῦ, εἰς ἄνδρα τέλειον, εἰς μέτρον ἡλικίας τοῦ πληρώματος τοῦ Χριστοῦ. Colaborando en la edificación del inicio de un Mundo Mejor, también en lo socioeconomicopolítico. El progreso de todos los pueblos es el nuevo nombre de la Paz. Olga Fajardo, ed. y otros, La experiencia contemplativa. En la mística, la filosofía y el arte, Kairós, Barcelona, 2017, 287 p, 

    02. Y los pastores la obligación gravísima para que los fieles disfruten de la educación cristiana, y en primer lugar los jóvenes que constituyen la esperanza de la Iglesia. GE, 2 Tenemos que apoyar la educación universitaria que es cara y hasta prohibitiva para millones. Salvo los inicios de medicina, que corrieron por parte de mi familia, todos los estudios universitarios eclesiásticos, fueron regalos o becas de los monasterios trapenses, o de la Iglesia, a quienes debo mi agradecimiento y devolver con gratuidad lo que recibí en gratuidad. Mt 10, 8 El Papa llama para marzo del 2020 a economistas, empresarios, académicos y expertos en ciencias económicas a hacer un Pacto en Asís que practique una economía diferente, una que da vida y no mata, incluye y no excluye, humaniza y no deshumaniza, cuida la creación y no la despoja. Formar peritos en los socioeconomicopolítico es carísimo. La matriculación de Oxbridge entre U$S12.000 y U$S30.000. En el MIT Harvard, Stanford y Princeton U$S45.000. En México las privadas están entre $150.000 y un millón para unos cinco años. La más costosa es medicina que en la Panamericana está por encima del millón. En la UNAM, que ocupa el puesto 122 entre las mejores universidades del mundo, unos $100.000. Formemos universitarios con una ética según la Doctrina social de la Iglesia. José R.M. Aguilar, Reflexión de un camino espiritual para reformar el laicado, Buena Prensa, México, 2019, 241 p.

    03. También el pastor debe ocuparse con sabiduría de la recaudación de fondos, para que nuestras vidas que son misiones de Dios a los hombres, no se frustren. Por las manos del párroco de San Juan de Kronstadt, espléndido catequista y educador, pasaba cada año un millón o más de rublos, con los que ayudó a millares de pobres, sin excluir a nadie, hasta el zar de Rusia Alejandro III a quien atendió en su agonía en 1894. Olvidamos este ministerio de ser puentes, puertas o pasarelas entre ricos y pobres, o no seremos misioneros. Benedicto XV dio un impulso enorme, no nova sed noviter, a las misiones con su carta apostólica Maximum Illud. 1919 La máxima y santísima misión confiada a sus discípulos por Jesucristo, al tiempo de su partida hacia el Padre, es, vayan por todo el mundo y prediquen el Evangelio a todas las naciones. Mc 16, 15 Puso los primeros fundamentos de la reflexión teológica y pastoral de la actividad misionera. Ante todo invitó a toda la Iglesia universal y a las Iglesias locales a hacerse cargo de las misiones, no delegando esta obligación sólo a las instituciones y congregaciones religiosas particulares. Luego recalificar la misión evangélica, recordando que la misión de la Iglesia tiene como único y exclusivo objeto el anuncio de la Buena Noticia, la fe la esperanza y el testimonio de la caridad. Y al final, la importancia de romper toda unión indebida de la fe con los intereses coloniales y las ideologías nacionalistas eurocéntricas. Francisco, al celebrar su centenario desea tres cosas. Nos invita a renovar la misión como compromiso bautismal propio de todos los fieles sin delegar en institutos misioneros especializados esta dimensión fundamental de la fe de todo el Pueblo de Dios. La misión debe convertirse en el paradigma de la vida ordinaria y de toda acción de la Iglesia. Pide a todos los cristianos que en sus diócesis, parroquias, movimientos y grupos eclesiales se constituyan en estado permanente de misión, como ya lo urgió Aparecida. Debe ser así, pero lo que es obligación de todos puede llegar a no ser obligación de nadie. Por lo tanto son muy necesarios los Institutos dedicados a las misiones, que estudian los idiomas culturas y religiones de las regiones a las que son enviados, y se complementan con sus diferentes servicios. AG, 27

    04. Grabémonos, además, aquello de Pablo VI. Hoy el testimonio de vida es importantísimo. Sin embargo es insuficiente, pues el más hermoso testimonio se revelará a la larga impotente si no es esclarecido, justificado con la razón de nuestra esperanza, explicitado por un anuncio claro e inequívoco del Señor Jesús. La Buena Nueva proclamada por el testimonio de vida deberá ser pues, tarde o temprano, proclamada por la Palabra de Vida. No hay evangelización verdadera, mientras no se anuncie el nombre, la doctrina, la vida, las promesas, el reino, el misterio de Jesús de Nazaret Hijo de Dios. Y el anuncio no basta si no hace surgir en el que lo recibe la adhesión a la Iglesia y la voluntad de hacerse a su vez evangelizador. Testimonio, anuncio explícito, adhesión del corazón, entrada en la comunidad, acogida de los Signos, iniciativas de apostolado ese es el proceso complejo de evangelizar. Por otra parte, con demasiada frecuencia y bajo diversas formas se oye decir que imponer una verdad, por ejemplo la del Evangelio, que imponer una vía, aunque sea la de la salvación eterna, no es sino una violencia cometida contra la libertad religiosa. Además, se añade, para qué anunciar el Evangelio, ya que todo hombre se salva por la rectitud del corazón, y es bien sabido que el mundo y la historia están llenos de semillas del Verbo. No es, pues, una ilusión pretender llevar el Evangelio donde ya está presente a través de esas semillas que el mismo Señor ha esparcido. Pero no, el predicador del Evangelio será aquel que, aun a costa de renuncias y sacrificios, busca siempre la Plenitud de la Verdad que debe transmitir a los demás. No vende ni disimula jamás la Verdad, Persona hecha carne, por el deseo de agradar a los hombres, de causar asombro, ni por originalidad o deseo de aparentar. No rechaza nunca la Verdad. No obscurece la Verdad Revelada por pereza de buscarla, por comodidad o por miedo. Ex Evangelii nuntiandi, 80, 1975

    05. Ante la nueva Reforma educativa 2019 de la cuarta transformación seguiremos dialogando, con fe y razón, también con AMLO y demás autoridades, manteniendo el presupuesto de nuestra identidad, la libertad para las familias, nuestras escuelas y universidades católicas, y la cosmovisión cristiana. Lo haremos desde en y hacia la Belleza de la Trinidad en la Alegría de la Resurrección de Jesús, desde este mundo hacia la Jerusalén Celestial. Educar para una nueva sociedad, CEM, 2012 La Iglesia tiene la pretensión de cumplir su misión, participando en la búsqueda del bien común dentro de un marco de laicidad positiva, donde el ejercicio pleno de la libertad religiosa fortalezca la democracia. Aquí sólo hacemos incapié en tres ítems cada vez más urgentes y necesarios, después de enfatizar la importancia de la Encarnación Pascual Trinitaria que nos quiere bienaventurados y felices. Cosmologizar porque somos parte del teatro cosmológico. Humanizar porque somos parte del teatro humanista atacado y ansiado. Trinitarizar porque somos parte del teatro angélico.  

    06. Pienso que a nosotros, los enviados, Dios nos ha puesto en el último lugar, como condenados a muerte, somos un teatro para el cosmos, los ángeles y los hombres. La Revelación nos pone en guardia ante la tendencia a mirar el sacerdocio común y ministerial como una obra teatral que se realiza en un escenario litúrgico. Voy al teatro pero no formo parte de él. Me equivoco, el teatro somos nosotros mismos. Ofrezcan sus cuerpos como hostias vivas, santas, agradables a Dios, este es el culto lógico que deben ofrecer. Rom 12, 1 Inaudito misterio el del sacerdocio cristiano, cada uno de nosotros es víctima y sacerdote en el Cuerpo de Cristo. No tiene que buscar fuera de sí qué debe ofrecer al Padre. Es él mismo quien debe ofrecerse. La víctima y el sacerdote permanecerán inalterables, inmolada continua viva, y el sacerdote no podrá matarla, como Cristo que fue muerto y Vive para siempre. Por eso los mártires nacen al morir. Lo que te pide Dios es la fe viva, Fil 2, 17 no la muerte. Pedro Crisólogo, Sermón 108 Y si te pide otras víctimas fuera de ti, es porque son siempre extensión de tu cuerpo inmolado con el Cuerpo de Jesús. Anunciar la alegría de su Evangelio para que quienes lo reciben lleguen a ser oblaciones santificadas por el Espíritu. Rom 15, 16 Ayudar a los pobres porque esa solidaridad es Liturgia. Ἡ διακονία τῆς λειτουργίας, 2 Cor 9, 12 La Liturgia clama por el envío a realizarla en nuestra vida que es misión. Y nuestra vida enviada es la que ponemos sobre el Altar de Piedra, el Gólgota. Como Jesús, desde que entramos en este mundo, tendríamos que decir. Dios no quiere sacrificios ni oblaciones, en cambio nos da un cuerpo, para hacer su Voluntad. La oblación del Cuerpo y Sangre de Jesucristo, hechos de una vez para siempre. Ἐφάπαξ. Sal 40, 7-11 y Heb 10, 5-10 No vamos al teatro,  nosotros somos el teatro cósmico humano y angélico, víctimas sacrificadas que viven para comunicar Vida. Yahveh no cede su Gloria a nadie, ni su alabanza a los ídolos. Is 42, 8-9

    07. El psicologismo, el individualismo relativista, la exclusión, el desconocimiento de las ciencias de la educación, y la cultura laicista, borrando la Manifestación de Dios al educar. Olvidando que es un derecho sagrado de toda persona, se va centrando en ideologías antropocéntricas o en pedagogías de moda. A veces ridiculizando o atacando este derecho inalienable de la libertad religiosa y de conciencia, queriendo eliminar la Cruz de Cristo del ámbito público y privado. En democracia no debemos permitir que se produzcan ataques a la libertad religiosa, el derecho primero y más íntimo de la persona, pues el Yo Soy el que Soy de la Trinidad es su propia identidad. Y exigir que los mass media no ignoren informar sobre la persecución religiosa global.  Muchos buscan el bienestar a ultranza, favoreciendo al ego y sus antojos. Diluyendo lo pneumatológico y destruyendo la vida de fe esperanza y amor, caen en gélidas perspectivas, arrancando de la educación el hervor del Espíritu, ψυχή, psiquis procedería de ψυχός, frío. Buscan un compromiso de felicidad light, con una ética postmoderna a gusto del consumidor. No se ocupan del desempleo, la desigualdad y la pobreza extrema cual si no hubiera pecado, ni mal y menos el malo. Se embriagan con alcohol, no con la Alegría y el Hervor de Jesús y del Espíritu. Jn 16, 22. Ef 5, 18. Gal 5, 22. Rom 12, 11, τῷ πνεύματι ζέοντες. Mónica Cavallé, El arte de ser. Filosofía sapiencial para el autoconocimiento y la transformación, Kairós, Barcelona, 2017, 532 p.

    08. Jesús nos libera de esta trampa mortal por el Misterio Pascual. 2 Cor 4, 7-18 Creer que el fin de nuestras vidas es el sufrimiento de la Cruz, en vez de la Felicidad de la Resurrección y Ascensión, es una trampa satánica. El mismo que bajó a las partes más inferiores de la tierra, es el mismo que subió por encima de todos los cielos, para llevar a su Plenitud la totalidad. Ef 4, 9-10 Se confunde el camino con la meta y el Telos. Pero pensar que sin Cruz podemos llegar a la Meta es otra trampa clamorosa y global. Obramos siempre buscando el gozo del bien, sea falso o verdadero. Follow your bliss, Sigue tu Felicidad Suprema dirían los Upanishads, Babbitt de Lewis y Joe Campbell. Los Mitos son imágenes con un contenido y un mensaje que nos impulsan a transformarnos. La partida, la iniciación dolorosa, la apoteosis y el regreso metamorfoseado para ayudar a sus hermanos. Paul Pen, *1979 El aviso, El brillo de las luciérnagas, La casa entre los Cactus y Un matrimonio perfecto, muestra cómo en algún momento el lado oscuro, las sombras psicosomáticas o las tinieblas pneumáticas, aflorarán con sus fuerzas destructoras. De confiarnos de todos pasamos al no confíes en nadie. Como pasa con el volcán de los Azufres, los géiseres y fumarolas quemantes y  malolientes se ven de noche. Sin embargo, cualesquiera sean las tinieblas caminamos hacia la Luz de la Ascensión con Jesús. Este acontecimiento no se describe sólo como un viaje hacia lo alto, sino como una acción del poder de Dios, que introduce a Jesús en el espacio de la proximidad divina. La presencia de la nube que lo ocultó a sus ojos Hech 1, 9 hace referencia a una imagen de la teología del Antiguo Testamento. Inserta la Ascensión en la historia de Dios con Israel, desde la nube del Sinaí y sobre la tienda de la Alianza en el desierto, hasta la nube luminosa sobre el monte de la Transfiguración. Presentar al Señor envuelto en la nube evoca el mismo misterio expresado por el simbolismo de sentarse a la derecha de Dios. En el Cristo elevado al cielo el ser humano ha entrado de modo inaudito y nuevo en la intimidad de Dios, el hombre encuentra para siempre su espaciotiempo en Dios Trino. Y en sinergía con Él, hacer que la carne invisible de Jesús, sea la del Cosmos, la Biblia, su Cuerpo místico, su Eucaristía. Escuchando y realizando su abrumadora Palabra de amor social, en verdad les digo que cada vez que han hecho el bien a mis hermanos más pequeños, conmigo lo hicieron. Ex Benedicto XVI y Pablo VI    

    09. No nos agrada sufrir el mal. Y eso está bien, fuimos creados redimidos y seremos glorificados para ser felices. Pero resulta que la Cruz es un Bien, la otra cara de la Moneda Pascual. Cada uno de nuestros fugaces años está tallado en el Cirio Pascual. Sería infantilismo pensar que el camino de la vida está exento de enormes dificultades. El mal es una presencia indiscutible. Los libros de historia nos dan un sombrío catálogo de lo mucho que nuestra existencia en este mundo ha sido una aventura a menudo sufriente y hasta fracasada. Pero con Jesús Resucitado y el Otro Paráclito hay que enfrentar los males y sufrimientos. Revístete de la alegría, que halla siempre gracia delante de Dios y le es acepta, y ten en ella tus delicias. Porque todo hombre alegre obra el bien y piensa en el bien y desprecia la tristeza. En cambio, el hombre triste se porta mal en todo momento. Y lo primero en que se porta mal es en que contrista al Espíritu Santo, que le fue dado alegre al hombre. En segundo lugar, comete una iniquidad, por no dirigir súplicas a Dios ni alabarle; y, en efecto, jamás la súplica del hombre triste tiene virtud para subir al altar de Dios. El Pastor de Hermas, sII. 10, 2-4 Sólo el que sufre puede entender el dolor del otro. Non vegetatur Spiritu Christi qui non sentit vulnera corporis Christi, predicaba Pedro el venerable abad de Cluny del siglo XII. Esto no significa infectarse con la tristeza, la depresión, la cara avinagrada del hastío neurótico, signos del mal espíritu. Sólo el feliz puede dar solución a la tristeza del dolor. Un santo triste es un triste santo. La tristeza no va con la Alegría del Evangelio. Un médico enfermo es un paciente que necesita atención, no un médico que atiende. Gaude et laetare Virgo Maria, quia surrexit Dominus vere. Este Goza y alégrate, es no sólo para la Virgen, inicio y paradigma de toda la Iglesia y la Humanidad, sino para cada ser humano.

    10. Si no existiesen los últimos versículos del Padre nuestro, cómo podrían orar los pecadores, los perseguidos, los desesperados, los moribundos. Además, hay un mal misterioso, que no es obra de Dios, sino que penetra en silencio por los repliegues de la historia. A veces parece tomar ventaja. En algunos días su presencia resulta más nítida que la del Amor de Dios. Nadie puede decir que está libre del mal o de la tentación. Ante esta constatación de la presencia del mal en la historia y en la vida de cada uno, el hombre que ora no es ciego, y ve ante sus ojos el engorro del mal en contradicción con el Misterio mismo del Dios Bondad. Lo ve en la naturaleza, en la historia, incluso en su propio corazón. El último grito del Padre Nuestro se lanza contra este mal, que tiene bajo su paraguas las más diversas experiencias. El luto por el hombre asesinado, el dolor inocente, la esclavitud, la instrumentalización del otro, el llanto de los niños. Todo esto protesta en el corazón del hombre y es voz en la última palabra de la oración de Jesús. Él experimenta todo el dolor del mal. En los relatos de la Pasión algunas expresiones del Padre Nuestro encuentran su eco más impresionante. Abba Padre, todo es posible para ti, aleja de mi este cáliz. Pero no se haga lo que Yo quiero, sino lo que Tú quieres. Experimenta todo el dolor del mal. No sólo la muerte, sino la muerte ignominiosa colgado en cruz. No sólo la soledad, sino también el desprecio. No sólo la malicia, sino también la traición y la crueldad.

    11. Esto es lo que es el hombre, un ser lanzado a la vida que sueña con el amor y la bondad, pero que luego se expone a sí mismo y a sus semejantes al mal, hasta el punto de que podemos ser tentados a desesperarnos del ser humano. El Padre Nuestro, se asemeja a una sinfonía que pide ser cumplida en cada uno de nosotros. El cristiano sabe lo subyugante que es el poder del mal, pero sabe que Jesús nunca cedió a sus halagos, está de nuestro lado y viene en nuestra ayuda. La oración de Jesús nos deja la más preciosa de las herencias, la Presencia del Hijo de Dios que nos ha liberado del mal, luchando por convertirlo en Bien. En la hora de la batalla final, ordena a Pedro de poner su espada en la vaina, al ladrón arrepentido le asegura el paraíso, a todos los hombres que lo rodeaban, inconscientes de la tragedia que estaban realizando, les ofrece una palabra de paz. Padre, perdónalos porque no saben lo que hacen. Del perdón de Jesús surge el amor la alegría y la paz. El don del Resucitado es más fuerte que todo mal. Ésa es nuestra esperanza. Ex Francisco, Audiencia 15.IV.2019 Si no fuera así tendríamos que recitar con S. Beckett, 1906-1989 Muerta. Entre sus moscas muertas. Un soplo de aire. Mueve a la araña. Palabras. Supervivientes de la vida. Un poco más aún. Háganle compañía. Veo en el mail de una católica comprometida con la Iglesia, recibido hace unos días, el existir en el disfrute de nuestra peregrinación pascual, a pesar de los sufrimientos que conlleva. Hace 22 años que nos conocemos con esta amiga, con tres hijos varones casados, y varios nietos.

    12. Querido Padre, imagino que está bien de salud y contento de estar en esa tierra. Acá cada día nos sorprenden más los vaivenes de la barca del país en que navegamos todos. Y más aún, las determinaciones por las que optan nuestros políticos. En cuanto a mí, la Providencia me sostiene y envía tanto para que disfrute de la vida, que a cada momento le agradezco a Dios las personas que me rodean, los hijos, los nietos, amigos y ahora también el pertenecer a un círculo de estudio e investigación. Somos tres, no sé si ellos agregarán más participantes. Está bien así, podemos escucharnos y enriquecernos con lo que vamos experimentando. Tener interlocutores en éste mi ámbito ciudadano es un regalo para mí. Y si de regalos hablamos le cuento que uno de mis hijos me regaló el auto de su mujer y yo pude vender el mío para remodelar el patio de nuestra casa. Todo se ha dado con tal Providencia que me quedo sin palabras al recibir tanto. En los años vividos tengo varios registros así, hay un sentimiento de lo demasiado, de una sobreabundancia que ni siquiera puedo compartir enseguida, enmudezco. Primero tengo que elaborarlo, caer en la cuenta de que es real, que es para mí. Experimento entonces a un Dios que vela por mí  que nos une como familia y que atiende mis anhelos de manera asombrosa. Jamás soñé vivir así, pero por paradoja, siempre tuve en lo profundo de mi corazón la certeza de una vida mejor. Bendito sea Dios que nos regala toda clase de bienes. Benditas sean las personas que me han acompañado en ésta vida. Aprendí a escuchar sin juzgar, a vivir en la Verdad, a manifestar lo Bueno sin confrontar, a ser feliz con lo que soy y se me ha dado. Me despido deseándole se encuentre gozoso con una comunidad que lo quiera y lo apoye.

    13. Cosmologizar la educación básica, media, y superior o universitaria. En el fondo no innovamos, ya está en el Magisterio. Hacemos, de estas urgencias una expansión de percepción para llamarnos la atención al planificar. Expansión en cada persona en fraternidad universal y al mundo. Está bien decir que este minúsculo planeta, que se está agotando por buen uso y explotación indebida, es nuestra Casa común. Pero tomamos cada vez más conciencia de que el Cosmos entero lo es. En cierta manera siempre nos sentimos envueltos por las estrellas. Y sin embargo, poco sabíamos de ellas, las 100 mil millones de galaxias, los agujeros negros, y como viajar a los planetas o satélites más cercanos y parecidos a la Tierra. Se trata de poblar partes de la Luna o de Marte. Los exoplanetas de otros sistemas diferentes del solar. O las colonias espaciales de Jeff Bezos, que no se transformen en otros de los Elysium con Matt Damon y Jodie Foster. Nada de esto ni se soñaba hace 18 años. El universo que compartimos es un bosque ilimitado, con zonas maravillosas y otras muy peligrosas. Integrados cual polvo al resto del cosmos, percibimos que lo trascendemos por nuestra memoria, conocimiento y amor que pueden superar toda materia. Creamos historia, cultura artística musical tecnocientífica filosófica teológica, y extendemos el campo hacia donde llega nuestro querer el bien a lo cada vez más distante que parecía inalcanzable. El cosmos se nos presenta como algo mucho más desconocido que conocido. El hecho de no haber captado vida inteligente hasta ahora, no significa mucho, dado que podemos llegar hasta distancias efímeras en relación a lo que abarcaría en sí. Y al Infinito más todavía, por la percepción del Misterio Luz sobre toda luz. We therefore commit his body to the ground. Earth to earth, ashes to ashes, dust to dust. But his soul to God, and his body to the Risen Christ.

    14. Alvin Toffler, 1928-2016 entre otros, pensaba que mucho de la educación actual está obsoleta, que hay otros medios de aprender más allá del hogar, las escuelas o los libros. Sabe que la sociedad necesita personas cualificadas honestas y compasivas que ayuden a los ancianos. Necesita de gente que trabaje en los hospitales. Requiere todo tipo de habilidades que no son sólo cognitivas, son afectivas emocionales simpáticas. Por eso no podemos montar la sociedad sólo sobre el dataísmo. Sin embargo necesitamos aprender, desaprender y reaprender, y las computadoras se ha metido por todos los rincones. Estamos en plena revolución digital y de las comunicaciones con la singularidad científica tecnológica de la IA y los robots entrando en ella. Según Carlos Slim, México debería tener ya redes de comunicación avanzada de última generación y alta penetración poblacional y territorial que ofrezcan conectividad a todo el país, al menos en los lugares remotos a los centros de educación y de salud. Esto es fundamental, y no tiene que ser con fibra óptica sino vía satelital. Pues tiene que haber una gran cobertura  dado que estas redes son el sistema nervioso de la nueva civilización digital. Opina también que deberíamos ser jubilados a los 75 años, y trabajar 11 horas diarias tres días por semana, con cuatro para descansar. Y así podríamos seguir con cantidad de propuestas para mejorar la educación. Las opiniones son necesarias pero exigen discernimiento sabiduría política y viabilidad. En general en todas partes el sistema de escuelas básicas medias y universitarias, distintas en sus metodologías y contenidos, para aborígenes marginados pobres y pudientes, gozan de buena salud, con sus dificultades a superar. Hoy las On line, o mixtas contactándose con el Campus, tienen casi la misma validez que las presenciales. La confianza de los empleadores ha crecido al 92% en los últimos 23 años. La colaboración Think Tank de grandes universidades con Empresas, estilo Oxbridge,  Harvard MIT, Stanford y Silicon Valley con la Universidad de la Singularidad, Preparing Humanity For Accelerating Technological Change. Lo mismo la formación obligatoria de los empleados. Todo ayuda y mucho, si no hay manipulación de quienes dan las becas o donaciones, de los gobiernos o militares con sistemas de coerción y control. Las Scholas Ocurrentes o Red de escuelas vinculadas alrededor del mundo, para compartir proyectos y ayudar a niños y jóvenes, favoreciendo en especial a los más pobres y apuntando a una educación sin excluidos.
    Cosmologizar es también expandir mi conciencia hacia la oración que reúne a Dios con los seres humanos y el cosmos por la Complejidad Consciencia Contemplativa, en la Consciencia Compasión Contemplación hacia la Complejidad Consciencia Cristológica, al Infinito más Grande que el cosmos que es pura creatura finita, por más seres desconocidos que contenga. Las tres C en tres trilogías. La realidad se nos muestra compuesta de holones. Artúr Köstler, El espíritu de la máquina y Ken Wilber, Breve historia de todas la cosas Es decir, infinitas entidades que son al mismo tiempo una totalidad y una parte de otra totalidad. Un átomo es un todo pero forma parte de una molécula. Una molécula es un todo pero forma parte de una célula. Una célula es un todo pero forma parte de un órgano. Un órgano es un todo pero forma parte de un cuerpo. Un cuerpo es un todo pero forma parte de una comunidad. Cada una de estas entidades no es ni una totalidad ni una parte sino un holón. Son unidades en totalidades, individuos en comunión que pueden disolverse si no se trascienden en otros holones hasta el Holón de la Trinidad. Por ello querer dar una sola y definitiva definición de la mística contemplativa nos pondrá en aprietos insalvables. La contemplación puede ser descripta de mil y una formas ciertas o erradas pero que de alguna manera se complementan. La oración pastoral está adherida a la más íntima unión con la Trinidad. Basta hojear el Diccionario de la mística, dirigido por L. Borrilello y otros, con 1783 páginas, o La mística. Fenomenologia e riflessione teologica de Ancilli y Paparozzi, con 1431 páginas. Esto es debido a que el tender a la mística es inherente a todo ser humano, aun cuando se declare ateo, agnóstico, ignóstico o escéptico científico. Blog 296. Coedificar con muchos la Unipluriformidad de la Humanidad. Siempre alegres, orando sin cesar, dando gracias por todo, Ef, 3, 1-7. 1 Pd 2, 10. Sal 16, 11 y 1 Tes 5, 16 Robert Sarah, La fuerza del silencio, Palabra, Madrid, 2016, 284 p.

    15. Humanizándonos para humanizar. Si comparo lo que creía saber después de 25 años seguidos de estudio, entre la Primaria y la última Licenciatura, y lo que Dios la Iglesia y el Mundo me han seguido regalando de saber hoy, más de medio siglo después, a pesar de la estrechez propia de la clausura monástica, y en el fondo de cualquier camino particular que uno tome, la diferencia es abismal. Ay de los que desechan la formación inicial institucional permanente y vital. Porque educar es recibir de otros, a quienes estamos agradecidos, para crecer en orden a la propia realización, en apertura a los demás, a la sociedad y a Jesús. Es reavivar las raíces de la Ley natural y revelada erradicando vicios y cultivando virtudes, transfigurar, crecer en humanidad y divinización, alcanzar cierta madurez racional afectiva sexual social laboral ética y estética, que permita vivir en libertad responsabilidad amor desinteresado y servicio a Dios, al prójimo y a la naturaleza. Morir cada día hacia la resurrección. 1 Cor 15, 31.Krzyztof Lesniewski, Las enfermedades del Espíritu. Diagnóstico y tratamiento en clave cristiana, Sígueme, Salamanca, 2017, 237 p. Y muchísimo más, para que en todo sea Dios glorificado, 1 Pd 4, 11 y cumplir con la misión que desde antes de la creación del espaciotiempo el Padre ha pensado para cada uno, en Jesús y en el Espíritu. Sí, cada uno de nosotros tiene un valor infinito para Dios.
    Combatir los vicios y demonios dominantes. Para los Padres del Desierto existe una relación maligna entre los logismoi y los demonios. Es una lucha invisible pero fornida chapucera despiadada. Si no la combatimos del pensamiento pasa a las palabras y de allí a las obras. Conozco bien a mi propio demonio. Nada me es más conocido, porque nada me es más nocivo. Nada me es más familiar, porque nada me es más habitual. No ignoro que especie de tentación me acosa más a menudo y con más violencia. Isaac de la Estrella, 38, 6. Bran Stark the broken, la memoria del mundo, el primero de su nombre, rey de los ándalos y los primeros hombres, señor de los seis reinos y protector del reino, podría ser el mensaje de Game of Thrones, el poder político infectado por numerosas tinieblas. O Sarah Vaughan, Anatomía de un escándalo, Roca, México, 2018, 381 p. Con sus narraciones alternativas para arrojar dudas sobre todas y cada una de las cosas que dice el acusado, y el Jurado lo declare guilty or not guilty

    16. La educación no es independiente de los gigantescos frenéticos e imbatibles desafíos a los que estamos enfrentados. Estamos ante paradojas y tensiones formidables. Las escuelas pueden terminar siendo centros de adoctrinamiento de obediencia ciega al Estado de turno. Aceptando la ideología de género LGBTQ+ , sin dejar de dialogar y conservando la identidad cristiana que proclama la teología del cuerpo con su sexualidad aceptada, gozosa y educada. Congregación para la Educación Católica, Varón y mujer los creó. Para una vía de diálogo sobre la cuestión del gender en la educación, 2109 O de que no hay otro camino para la felicidad que el bienestar económico en la efímera escena de nuestra vida pasajera. Bastaría leer varios libros del Noam Chomsky, *1928 ignosticista lingüista politólogo estadounidense de origen judío ucraniano. No para aceptarlo o rebatirlo sino para zambullirnos en las miles de problemáticas bien narradas, que nos muestran la zanja, cada vez más ancha, entre esperanzas y realidades. Hopes and Prospects Entre lo que nos parece que es real porque así lo informan los medios de comunicación, y lo que es real per se. Manufacturing Consent. The Political Economy of the Mass Media Y quienes son los que dominan el mundo. Who Rules the World Qué es educación y qué deseducación. Miseducation Pues ya no es fácil saber si es mejor ser listo que pasar por estúpido. Hegemony or survival Las tecnociencias describen, las filosofías explican, la Sabiduría de Jesús nos transfigura en seres humanos nuevo. Pero la zanja entre ellas se abre cada vez más y miles de educadores y millones de educandos no la notan. Su profesión nada tendría que ver con la ejemplaridad contagiosa de sus vidas. La Refusión de la Gracia se tiró por la borda.

    17. I pledge Allegiance to the flag of the United States of America, and to the Republic for which it stands, one nation under God, indivisible, with Liberty and Justice for all. Prometo lealtad a la bandera de los Estados Unidos de America, y a la Republica a la que representa, una nación bajo Dios, indivisible, con libertad y justicia para todos. David Spritzler a los doce años no lo quiso hacer. Según él se trataba de una exhortación hipócrita al patriotismo, puesto que en el país de las oportunidades no existe libertad y justicia para todos. El Juramento pretende unir a los oprimidos y a los opresores. Hay gente que lleva coches impresionantes, vive en casas impresionantes y no tienen que preocuparse por el dinero. Y luego está la gente pobre, que viven en barrios malos y van a escuelas malas. Es como si el Juramento hiciera parecer que todo el mundo es igual, aunque no es cierto. No hay justicia para todos. Discutible la opinión de este adolescente, dado que se trata de una meta a alcanzar, en la que muchos trabajan desde hace milenios. Meta a la que él en persona se debe comprometer, no obligar a los otros, ni a él mismo. Allí está lo positivo, David fue divergente, distinto, nadó a contracorriente. Gran valor en estos tiempos en que el discernimiento es esencial para los formadores y formandos.

    18. Si los pequeños rebaños tuvieran miedo de construir el Reino, Lc 12, 32-34  podríamos ya despedirnos de colaborar con la misión que el Padre ha encomendado a Jesús y al Otro Paráclito para su Iglesia que es su inicio. La realidad sobrepasa ideas y planificaciones. Pero paralizarse ante el mal es peor. Lo mejor es enemigo de lo bueno. Un  vaso de agua fresca dado a uno de los más pequeños discípulos de Jesús, no perderá su recompensa. Mt 10, 42 La canción del film musical Carousel 1945, You´ll never walk alone interpretada por André Rieu tiene 12 millones de visualizaciones. Cuando camines a través de una tormenta. Mantén la cabeza en alto. No temas a la oscuridad. Al final de la tormenta encontrarás la luz del sol. Y la dulce y plateada canción de la alondra. Sigue a través del viento. Sigue a través de la lluvia. Aunque tus sueños se rompan en pedazos. Camina, camina, con esperanza en tu corazón. Y nunca caminarás solo. El Resucitado a mi derecha, el Otro Paráclito a mi izquierda y en Camino hacia donde el amor del Padre nos lleve, en el fondo o Der Grund, hacia Él mismo. Salí del Padre y vine al cosmos, ahora dejo el cosmos y vuelvo hacia el Padre. Jn 16, 28. Πάλιν ἀφίημι τὸν κόσμον καὶ πορεύομαι πρὸς τὸν πατέρα. Somos como individuos y comunidades moradas de la Trinidad, si estamos en Gracia. Jn 14, 23. Μονὴν παρ’ αὐτῷ ποιησόμεθα Jamás caminamos solos. Nadie mejor que Ellos y su Iglesia para sacarnos del pozo de las muertes que son nuestras metamorfosis a lo largo de la vida. Nuestras sombras también somos nosotros al mirarnos de frente en Jesús Transfigurado, en Getsemaní, Crucificado y Ascendido. No hay Anábasis sin Katábasis KwanYin, La Compasiva el príncipe coreano. Mito zen. RB, 7. Henri Nouwen, Formación espiritual, Sal Terrae, Santander, 2011, 215 p. 

    19. Cum autem benignitas et humanitas apparuit salvatoris nostri Dei. Ἡ φιλανθρωπία ἐπεφάνη, Tit 3, 4 Podríamos decir que el humanismo es un sabio y creyente amor esperanzado en el desarrollo integral de los seres humanos. Es la exacta humildad del humano, humus tierra, que no se avergüenza de su carne, ni de su humanidad que lucha entre el pecado y la Gracia. No es algo sólo individual sino una jubilosa esperanza colectiva. Estamos expectantes de la bienaventurada esperanza, τὴν μακαρίαν ἐλπίδα y la manifestación de la Gloria de nuestro Gran Dios y Salvador nuestro Jesucristo que se entregó por nosotros para crear un Pueblo elegido. Tit 2, 13-14 Es ternura por mi familia, mi comunidad y el Pueblo de Dios. Está en la historia de la humanidad y en la Biblia, marcada por un espantoso encono de deshumanización, que se inicia con Eva y Adán, dándole la espalda a Dios, y con el agricultor Caín asesinando al pastor Abel, ensuciando con la sangre de su  hermano la ecología del planeta. Sangre que clama a Dios desde la tierra, adamá. דְּמֵ֣י אָחִ֔יךָ צֹעֲקִ֥ים אֵלַ֖י מִן־הָֽאֲדָמָֽה, Gn 4, 10 Jamás Dios abandonó a la humanidad pecadora con sus tres millones de años peregrinando por este Planeta. Como nunca puede abandonar su creación. El Padre cuando quiso y como quiso, manifestó al mundo su Verbo, por quien fueron hechas todas las cosas. Él contenía en Sí al Verbo que era Invisible. Sin embargo, al crear hizo que el Verbo se hiciera visible en sus creaturas. De manera que, el que sólo era visible para el Padre, empezó a ser visible, cual imagen y semejanza, para el mundo. Y así éste al contemplarlo, pudiera alcanzar la salvación. Hipólito de Roma, 170-236 A Noeto. Blog 237. Encarnación Pascual Trinitaria en el Humanismo Ecológico Integral

    20. Trinitarizar en la Humanidad de Jesús Instrumento unido a la acción de los Tres. La humanización suprema es la Humanidad Divinizada del Hijo del Padre Ungido por el Espíritu. En interrelación con todos los ángeles los hombres y el cosmos conocido y desconocido, tanto materiales como inteligentes y espirituales. Es una desdicha, que implica un gran desafío teológico pastoral, el que vivir conresucitados, conascendidos, consentados, configurados con Cristo, hasta llevar el humanismo a grados celestiales de la Divinización Cristificación Espiritualización, como los santos ángeles, vita angelica, théosis, politéia en el Cielo,  metamorfosis de gloria en gloria. 1 Cor 15, 47-49. Mc 12, 25. Fil 3, 20. 2 Cor 3, 16-18 esté desapareciendo de los procesos formativos. Todavía hay más, para algunos eso sería inhumano, la negación del auténtico humanismo, que estribaría en la aprobación perezosa y tibiona de lo pecaminoso, chato y mediocre que se cocina entre mundanos. No estaría mal si al mismo tiempo profesamos y practicamos una fe viva en que Dios se hizo hombre para que el hombre se haga Dios. El santo el héroe el genio, son productos magnánimos del Megalýnei de la Inmaculada, Madre e Imagen de la Iglesia. Todos fuimos destinados a ser inmaculados por el amor, Ef 1, 4 siguiendo la Pedagogía Divina del Legislar Sapienciar Profetizar bíblicos. Como Jesús después de la Ascensión, gastemos nuestra Eternidad en ser emisores del Espíritu con sus infinitos dones y carismas a la Iglesia y a toda la humanidad. Pasar nuestro Cielo haciendo el bien en todo el cosmos, desde en y hacia Dios. El Espíritu es quien nos empuja, cual Viento Impetuoso, spiritus vehementis et replevit totam domum, inspiravit in nares eius spiraculum vitaeGen 2, 7 y Hech 2, 1 a poner en práctica o cumplir, praktiké y teo lo que el Padre planifica, y nos hace recordar, hypomimnesko lo que Jesús nos enseña y va agregando en el espaciotiempo. Didásko, Jn 14, 26 El Padre es el Silencio Creativo Planificador. El Verbo la Palabra Iluminadora. El Espíritu es Encuentro Fuerza Energía Dinamismo Actuante. La Fuerza que viene de lo Alto. Lc 24, 49, ἐξ ὕψους δύναμιν 
    La misión de la Iglesia, no es una añadidura a la de Cristo y del Espíritu, sino que es su signo e instrumento para anunciar, lenguas de fuego, el Misterio de Unión con la Trinidad y la Fraternidad Universal en Ecología Mundial. CEC, 738 Habrá que recordarnos siempre que Cristo nos transfigura con su Gracia operante y cooperante. En la operante Él pareciera hacer todo dado que con libertad lo deseamos. Se comporta como un Médico ante un paciente grave que se abandona fiado en sus manos. En la cooperante nos trata como un Amigo, Jn 15, 15 dialoga con nosotros, acepta nuestras propuestas o no, actúa con nuestra libertad. Quedarnos en el quietismo por no caer en el pelagianismo, nos quita la alegría de ser asumidos con nuestros minúsculos planes en su Proyecto Eterno. Pidan y recibirán. Jn 16, 24. Mt 7. 7-11  Él nos da esa alegría, está contento de sumergirnos en su Historia de la Salvación.
    Planifiquemos la inmigración. Es algo chocante la decisión de enviar seis mil efectivos de la Guardia Nacional a la frontera con Guatemala. Si hemos rechazado como mexicanos la construcción de un muro no podemos convertirnos nosotros mismos en ese muro. Salvo que sea para orden, identificación y registros legítimos. Nuestros hermanos migrantes nunca deben ser moneda de cambio. Ninguna negociación debe colocarse por encima de lo que la Iglesia y la sociedad civil han defendido por años. La no criminalización de los migrantes ni de los defensores de derechos humanos que muchas veces luchan a favor de la dignidad a contra corriente y con riesgos importantes para su propia seguridad. A los gobiernos de México y de Estados Unidos les solicitamos hacer un compromiso permanente para privilegiar el diálogo y la negociación transparente en nuestras relaciones bilaterales. No caer en la fácil tentación del chantaje o la amenaza. El bien de cada país se construye velando por el bien de toda la región. No hay futuro más que caminando juntos como hermanos, solidarios y corresponsables. No se trata de migrantes, se trata de nuestra humanidad. Partim ex CEM, 10.VI.19  

    21. Como Yo vivo por el Padre, el que me come vivirá por Mí. Jn 6, 57 Metiéndonos en las Entrañas de su Teandría por la Eucaristía, Jesús que no habla sino lo que le oye al Padre y que no actúa sino por lo que hace el Espíritu, nos hace entrar en la Trinidad. Nos regala nuestra verdadera única y definitiva identidad, que es interrelacionalidad, dar y recibir. No comulgamos sólo a Cristo sino a todos los hermanos y al cosmos. No lo puedo tragar es una expresión satánica contra la Eucaristía, donde no comulgo sólo al Resucitado sino también a todo su Cuerpo Místico y Cósmico. Sí los comulgo, los trago a todos, pues el Nuevo Mandamiento de amar como Cristo nos ama nos lo hace cumplir el Espíritu, derramándolo en nuestros corazones. Ser engendrados ser palabras ser guías, porque el Resucitado sale a nuestro encuentro y nos asume. Implica la redamatio, de redamo, corresponder al amor que se me regala, 1 Jn 4, 19 tan propia de los cistercienses del siglo XII, que nos recrea en la Trinidad Inmanente y económica. Blog 293. Memorabilia en consideraciones, retazos y laberintos entretejidos con el Árbol de la Vida, Sal 88 y Jn 17, 21-26. Gabriel Amengual, Deseo, Memoria y Experiencia. Itinerario del hombre a Dios, Sígueme, Salamanca, 2011, 222 p.

    22. Ha habido un cierto cambio de paradigma entre la concepción del sacerdocio en el Vaticano II y Trento. Este en su XXIII sesión, 15.VII.1563 para distinguir de los reformadores, insistió en la unión entre sacerdocio y eucaristía, con la potestad de perdonar los pecados. DH, 1771 Algunos redujeron el sacerdocio a lo litúrgico, obscureciendo lo profético y pastoral, aunque esa no era la intención del Concilio. Lo vemos en santazos como Carlos Borromeo, Toribio de Mogrovejo, Juan de Dios, Pedro de Alcántara, Juan de la Cruz, Felipe Neri, Francisco de Sales, Juan de Ávila, José Gabriel Brochero, Rafael Guízar, Alberto Hurtado y Enrique Angelelli. El Vaticano II con la Carta a los Hebreos, lo entiende más como la misión de entregar y gastar la propia vida por el Pueblo de Dios sirviendo en las tres dimensiones, poniendo el énfasis en lo pastoral. Lo mismo para los laicos comprometidos en grados diversos con la acción apostólica. 

    23. Sin educación y formación es difícil gastarse y desgastarse hasta la muerte por el rebaño, 2 Cor 12, 15 pues toma toda nuestra existencia terrenal y Eterna en Tempieviternidad. En mi pequeña misión, por más minúscula y escondida que sea aunque siempre significativa, tengo que sufrir dolores de parto hasta ver a Cristo formado, μορφωθῇ en aquellos a los que mi obispo, o mi superior mayor, me han enviado. Gal 4, 19 Blog 243. Profeta Sacerdote Pastor en la Totalidad de Cristo Pobre para los pobres Este cambio en el sacerdocio ministerial hay que extenderlo al sacerdocio bautismal. Es preciso que a menudo hagas lo que no quieras, y dejes de hacer lo que quieras. Lo que otros dicen será escuchado, lo que tú digas no será tomado en cuenta. Otros pedirán y recibirán, tú pedirás y no conseguirás. Otros serán grandes en boca de los hombres, pero de ti se callará. A otros se encargará este o aquel asunto, tú en cambio serás considerado un inútil. Imitación de Cristo, Septiembre 19-20Antonio Kuri Breña, Conscientes y compasivos como Jesús. Evangelio y comunicación consciente, Verbo Divino, Navarra, 2018, 302 p.
    Cada 4 años la OIEC, Oficina Internacional de Educación Católica organiza un congreso internacional para sus miembros. En 2019 se lleva a cabo en la Universidad de Fordham en New York, con el tema Educar en el humanismo de la fraternidad para construir una civilización del amor. Nuestra misión educativa sólo es real en el espíritu del Evangelio de Jesús y las enseñanzas de la Iglesia. Los jóvenes, pertenecen al ahora de Dios ya que son el ahora de nuestra misión educativa. Todas las personas de todas las razas, condiciones y edades, en virtud de su dignidad como personas, tienen el derecho inalienable a una educación que responda a su propia vocación y sea conforme a su temperamento, a las diferencias de sexo, a la cultura y a las tradiciones de su país, y al mismo tiempo abierta a la convivencia fraterna con los demás pueblos, a fin de asegurar la verdadera unidad en la diversidad y la verdadera paz en la tierra. Los jóvenes deben iniciarse en la vida social para que, siempre que dispongan de los medios necesarios y apropiados para ello, puedan insertarse de forma activa en los grupos que constituyen la comunidad humana, estén disponibles para el diálogo con los demás y contribuyan con buena voluntad a la realización del bien común. El humanismo que las instituciones educativas católicas están llamadas a construir es el que aboga por una visión de la sociedad centrada en Jesús, en la persona humana y sus derechos inalienables, en los valores de justicia y paz, en una correcta relación entre los individuos, la sociedad y el Estado, en la lógica de la solidaridad y subsidiariedad. Es un humanismo capaz de inculcar un alma en el mismo progreso económico, para que se dirija a la promoción de cada hombre y de todo el hombre. Esta perspectiva humanista hoy no puede dejar de incluir la educación ecológica, que promueve una alianza entre la humanidad y el medio ambiente, en los diferentes niveles del equilibrio ecológico, el interior con uno mismo, el solidario con los demás, el natural con todos los seres vivos, el espiritual con Dios.
    No se trata de un reto fácil. No puede abordarse por uno solo, de forma aislada. Sino con el discernimiento de muchos especialistas, ante las oportunidades y dificultades, y a partir también de los grandes testimonios de las santas y santos educadores, cuyo camino es un faro que puede iluminar el servicio propio de los educadores. Una de las principales dificultades que la educación encuentra hoy en día es la tendencia generalizada a deconstruir el humanismo. El individualismo y el consumismo generan una competitividad que degrada la cooperación, oscurece los valores comunes y socava la raíz de las normas más básicas de la coexistencia. La cultura de la indiferencia, que envuelve las relaciones entre individuos y pueblos, así como el cuidado de la casa común, también corroe el sentido del humanismo. Para afrontar esta deconstrucción necesitamos la sinergia de las diferentes realidades educativas. La primera es la familia, como lugar donde se aprende a salir de sí mismo y a ponerse delante del otro, a escuchar, a compartir, a soportar, a respetar, a ayudar, a vivir juntos. En este proceso de crecimiento en humanidad, todos los educadores están llamados a colaborar, tanto con su profesionalidad como con el testimonio coherente de su vida, para ayudar a los jóvenes a ser constructores activos de un mundo más solidario y pacífico. De manera especial, las instituciones educativas católicas tienen la misión de ofrecer horizontes abiertos a la Trascendencia, porque la educación católica marca la diferencia al cultivar el discipulado misionero con Jesús y los valores espirituales en los jóvenes. Reconstruir el humanismo significa también orientar el trabajo educativo hacia las periferias sociales y existenciales. A través del servicio, las reuniones y la acogida, se ofrecen oportunidades a los más débiles y vulnerables. De esta manera, crecemos juntos y maduramos al entender las necesidades de los demás. De esta manera, la comunidad educativa, a través del paciente trabajo diario, genera una amplia inclusión que va más allá de los muros de la escuela y se extiende con su poder transformador a toda la sociedad, favoreciendo el encuentro, la paz y la reconciliación. En este sentido, el Documento sobre la Hermandad Humana de Abu Dabi ofrece elementos de reflexión y acción.

    Otro peligro que amenaza la delicada tarea de la educación es la dictadura de los resultados. La cual considera a la persona como un objeto laboratorio y no tiene interés en su crecimiento integral. También ignora sus dificultades, sus errores, sus miedos, sus sueños, su libertad. Este enfoque -dirigido por la lógica de la producción y el consumo- pone el énfasis principalmente en la economía y parece equiparar artificialmente a los hombres con las máquinas. Para superar este obstáculo es necesario poner a toda la persona en el centro de la acción educativa. Para ello, el educador debe ser competente, cualificado y, al mismo tiempo, rico en humanidad, capaz de estar con los alumnos para promover su crecimiento humano y espiritual. El educador debe unir en sí mismo las cualidades de la enseñanza y la capacidad de atención y cuidado amoroso de las personas. Para ambos aspectos es necesaria una formación permanente, que ayude a los profesores y líderes a mantener su profesionalidad y, al mismo tiempo, a cuidar su fe y su motivación espiritual.
    Hoy en día, la educación también debe enfrentarse al obstáculo de la llamada rapidación, que encarcela la existencia en el vórtice de la velocidad, cambiando sin cesar los puntos de referencia. En este contexto, la propia identidad pierde consistencia y la estructura psicológica se desintegra ante una transformación incesante que contrasta con la lentitud natural de la evolución biológica. El caos de la velocidad debe ser respondido devolviendo al tiempo su factor principal, especialmente en la edad evolutiva desde la infancia hasta la adolescencia. De hecho, la persona necesita su propio camino temporal para aprender, consolidar y transformar el conocimiento. Encontrar tiempo también significa apreciar el silencio y detenerse a contemplar la belleza de la creación, encontrar inspiración para proteger nuestro Casa común y activar iniciativas destinadas a proponer nuevos estilos de vida con respecto a las generaciones futuras. Es un acto de responsabilidad para nuestra posteridad, del que no podemos desinteresarnos. Hay que afrontar con entusiasmo el reto educativo actual de un mundo globalizado y digitalizado, así como para relanzar la voluntad de cooperación con los organismos internacionales. Como dijo Ana Seton, debemos mirar Hacia Arriba sin miedo. Trabajemos para liberar la educación de un horizonte relativista y abrirla a la formación integral de todos y cada uno.




    24. El batjushka nos decía, la finalidad de nuestra vida es unirnos a Dios. En esta vida nos unimos a Él por la fe, la esperanza y el amor. Y en la futura en forma perfecta al verlo cara a cara. Pero, presten atención, nosotros alteramos esta finalidad. A nuestro corazón le atraen diversas cosas y nuestro afecto se dirige hacia el dinero, comida, bebida, vestidos, decoración de casa o personas que nos gustan, hasta llegar a olvidarnos de Dios. Por el amor a las comodidades de la vida nos ponemos orgullosos, envidiosos, odiosos, mentirosos, y entonces nos atamos al diablo, portador de todo mal. Con esto ofendemos a nuestro Creador y alteramos la imagen y semejanza con Dios. En realidad pensamos poco y nada en lo que tendría que ser lo principal, nuestra unión con Él. Si, al comulgar con frecuencia tienes a Jesucristo dentro de ti, entonces sé cómo Cristo, manso, humilde, paciente, lleno de amor, desapegado de las cosas de este mundo, pensando en lo Celestial, obediente, razonable. Llevando siempre en ti el Espíritu de Él. Teme de no perderlo, y con Él la paz de tu corazón. Es difícil empezar de nuevo. Serán duras las tentativas para unirse de nuevo. Agárrate con todas las fuerzas de tu alma a Cristo y no pierdas la santa audacia, parresía, ante Él. San Juan de Kronstadt, 1829-1908 Mi vida en Cristo. Lo que sustenta los escritos de Juan es la necesidad de la verdadera y ardiente fe ortodoxa, no herética, en la Trinidad, Jesucristo, y la devoción a María y la Iglesia como instrumento de salvación puesto por Cristo. Manteniendo la lucha incesante con las pasiones y placeres mundanos para unirse a su Creador.
 

    25. Es Evangélico reinventarnos redimensionando nuestros sufrimientos a la luz de Cristo y de sus mártires. Así como hay que morir en Cristo, también hay que sufrir en Cristo. La fortaleza es una virtud poco conocida y practicada, hoy se tiende a la ley del menor esfuerzo. Cobardes ante lo espiritual, temerarios ante lo material. Hagamos examen de conciencia recordando a Tertullian Ioan Langa, 1922-2013 presbítero grecocatólico de Rumania, Es más grande el Cielo sobre nosotros. Leído por él a sus 82 años, en Roma. 

    A los 24 años, siendo asistente en la Facultad de Filosofía en Bucarest, fui intimado a hacerme miembro del sindicato dominado por el partido comunista. Consciente de que el  Magisterio había declarado al comunismo como mal intrínseco, renuncié a la carrera universitaria y me retiré al campo como operario agrícola. Con gran rapidez se instruyó un dossier en mi contra, y se me inició un proceso. El juez determinó que no se encontraba ninguna prueba para condenarme. Pero pidió se me dieran 15 años de trabajos forzados, ya que si no fuera culpable, no estaría allí. Respondí que era imposible condenar a alguien sin prueba alguna en su contra. La respuesta del juez fue taxativa. Sí que es posible, ahora te doy 20 años por haber protestado contra la justicia del pueblo. Me arrestaron en Blaj y comenzaron a torturarme a golpes de vara de hierro en las plantas de los pies. Luego, en 1948, me trasladaron a la cárcel subterránea de la zona pantanosa de Jilava, a ocho metros bajo tierra. El espacio estaba aprovechado de manera científica. Dos metros de longitud por veintiocho centímetros de anchura para cada persona tendida en el suelo, de lado. Algunos, más ancianos, estaban tumbados sobre tablas de madera, sin sábanas o mantas. El húmero, la parte externa de la rodilla y del tobillo estaban en contacto con la madera. Nos manteníamos sobre la punta de los huesos, para ocupar un espacio mínimo. Podías apoyar la mano sólo sobre tu cadera o en el hombro de tu vecino. No resistíamos más de media hora en dicha posición, después todos juntos, cuando nos lo ordenaban, puesto que no era posible hacerlo por separado y uno tras otro, nos dábamos la vuelta hacia el otro lado. La pila de cuerpos apiñados, dispuestos de esta forma, tenía dos niveles, como en una litera. Sin embargo, debajo había un tercer nivel, en el que los detenidos yacían directamente sobre el cemento, en el que se condensaban los vapores de la respiración de setenta hombres junto a las aguas de filtración y la orina que rebosaba de la letrina, formando una mezcla viscosa en la que nadaban esos desventurados. En el centro de la celda tumba de Jilava sobresalía un recipiente metálico, de unos setenta u ochenta litros, para la orina y las heces de setenta hombres. No tenía tapa y el olor y el líquido rebosaban abundantemente. Para llegar al recipiente tenías que pasar por el filtro, un control severo aplicado a la piel desnuda, control en el que te examinaban todo el organismo y sus orificios.
    Con una varilla de madera nos raspaban la boca, bajo la lengua y las encías, en el caso de que nosotros bandidos, hubiéramos escondido algo. La misma varilla nos perforaba las fosas nasales, las orejas, el ano, detrás de los testículos. Las ventanas no dejaban pasar la luz, todas estaban cerradas con tablas de madera clavadas. La falta de aire era tal que para respirar nos acercábamos por turno, tres cada vez, boca abajo, para acercar la boca al resquicio de la puerta, contábamos sesenta respiraciones, para que después otros compañeros se recuperasen de la falta de oxígeno.
    Desde Jilava, tras largos años de profanaciones humanas, fuimos trasladados, con cadenas en los pies, a la cárcel de máximo aislamiento llamada Zarka, pabellón del terror de la prisión de Aiud. La acogida se desarrolló según el mismo ritual siniestro y diabólico de profanación del hombre creado por el amor de Dios. La misma raspadura, las mismas botas tremendas que se hundían en las costillas, en el abdomen, en los riñones. La celda en la que me metieron no tenía nada, ni cama, ni manta, ni sábana, ni almohada, ni mesa, ni silla, ni esterilla y tampoco ventanas. Sólo barras de acero y yo, como el resto. Solo en la celda, me asombraba de mí mismo, vestido sólo con mi piel y cubierto de frío. Estábamos a finales de noviembre. El frío era cada vez más penetrante, como un incómodo compañero de celda. Al cabo de unos tres días, desde la puerta abierta con violencia me arrojaron unos pantalones desgastados, una camisa de manga corta, calzoncillos, un uniforme de rayas y un par de botas desgastadas, sin cordones, sin calcetines. Nada para cubrirse la cabeza. Y, además, una especie de letrina, un mísero recipiente de unos cuatro litros. Me vestí con la rapidez de un rayo. Helados, el cuarto día nos contaron. En lugar de mi nombre me dieron un número, K1700, el año en el que la Iglesia de Transilvania se reunió con Roma. En el registro civil ya me habían borrado. Sobrevivía sólo como un número estadístico.

    Para sobrevivir al frío estábamos obligados a movernos continuamente, a hacer gimnasia. En el momento en que caíamos extenuados por el cansancio y el hambre, nos precipitábamos en un sueño brevísimo, porque el frío era cortante. El pabellón, inmerso en el silencio lúgubre de la muerte, resonaba bajo nuestras botas sin cordones. Nos animaba la misteriosa voluntad de un pueblo de permanecer en la historia y la vocación de la Iglesia de seguir viva. Dejábamos de caminar alrededor de las 1230, durante una media hora, cuando el sol se detenía, avaro, en el rincón de la celda. Allí, acurrucado con el sol en el rostro, robaba un instante de sueño y un rayo de esperanza. Y cuando el sol me abandonaba, yo sentía, sin embargo, que la Gracia no lo hacía. Con cada paso recitaba rítmicamente una oración, componía letanías, recitaba los versículos de los salmos. Seguimos caminando así, para no tropezar con la muerte, durante diecisiete semanas. A quien le abandonaba la fuerza o la voluntad de moverse, moría. De los 80 hombres que entraron en Zarka, sólo sobrevivieron 30. Poco a poco las barras de hierro se revestían de escarcha, formada por el aliento de vida de nuestra respiración, brillante hábito de paso hacia la Vida del Cielo.
    No he escrito mucho sobre estas experiencias dramáticas de mi vida. Quién podría creer lo que parece increíble. Quién puede creer que las leyes físicas hayan sido superadas por la voluntad. Y si tuviera que relatar los milagros que he vivido, se considerarían fantasmagorías.  Sería más difícil para mí soportar esta incredulidad que más años de prisión. Tampoco creyeron en Jesús muchos de los que le vieron. Desde entonces, muchos discípulos se echaron atrás y no volvieron a ir con él. Jn 6, 66 Nada sucede por azar en la vida. Cada instante que el Señor nos concede está cargado de Gracia, impaciencia benévola de Dios, y de nuestra voluntad de responderle o rechazarle. Nos corresponde a cada uno de nosotros no reducir todo a un simple relato duro, feroz, increíble y comprender, en cambio, que la Gracia acogida no frena al hombre, sino que lo lleva más allá de sus expectativas y de sus fuerzas. Espero de corazón que este testimonio abra una ventana de Cielo. Porque es más grande el Cielo sobre nosotros que la tierra bajo nuestros pies
    Ahora sí hablemos con realismo de la Teodramática de la Educación, que no consiste en ir al teatro, sino en ser el teatro. Ese que entrega el Espíritu en cada visita como María, y deja boquiabiertos e interrogándose, a los que nos observan cual Locos de Cristo. R. D. Laing, The Divided Self, Penguin Books, London, 1960-2010, 218 p.